caspa
Peluquería

Caspa, ¿cómo identificar y qué lo causa?

La caspa es un problema muy común que puede ser muy molesto.

Se caracteriza por pequeñas escamas blancas o ligeramente amarillentas que se desprenden del cuero cabelludo, puede ser seca o grasa y surgir por diferentes motivos. Dependiendo de la causa, pueden asociarse otros síntomas, como picor en la cabeza, irritación y manchas rojas en el cuero cabelludo.

Además de todas estas molestias, la caspa también repercute en el bienestar y la autoestima de quienes la padecen, ya que suele relacionarse erróneamente con la falta de higiene capilar.

Si padeces de caspa, no te preocupes: te ayudaremos a identificar la causa del problema y te diremos qué tratamiento está indicado para cada situación. ¿Vamos?

Posibles causas de la caspa

Como hemos dicho anteriormente, la caspa puede ser causada por varias razones y cada una de ellas tiene un tratamiento específico. A continuación conoceremos las principales.

Alergia

¿Sabes cuándo somos alérgicos a algún producto de la piel (como una crema hidratante) y el lugar donde se aplicó se vuelve extremadamente sensible? Eso es exactamente lo que ocurre también con nuestro cuero cabelludo.

Cuando aplicamos algún producto incompatible con nuestro cabello, éste lo «rechaza» mediante una reacción alérgica. Esta alergia provoca la descamación de la piel, que no es más que caspa.

Para identificar si ésta es la causa de la caspa es sencillo: observa desde cuándo apareció e intenta recordar el inicio del uso de algún producto capilar nuevo. Si no lo recuerdas, intenta eliminar los productos (o sustituirlos) uno a uno de tu rutina, así descubrirás cuál es el que te provoca la reacción alérgica.

¿Cómo tratar?

En este caso, el tratamiento no tiene ningún secreto: después de identificar el producto que está causando la alergia (y, en consecuencia, la caspa), deje de utilizarlo inmediatamente.

Agresión al cuero cabelludo

La agresión al cuero cabelludo puede producirse de varias maneras, la más común es la causada por los sulfatos. La mayoría de las veces se mencionan cuando se habla de daños en el cuero cabelludo.

Lo que ocurre es que cuando se utiliza un champú con sulfatos, este componente elimina totalmente la grasa de nuestro cuero cabelludo, y si crees que esto es algo bueno, te equivocas.

De hecho, el aceite también sirve para proteger nuestro cabello y mantenerlo sano. Cuando se elimina toda esta protección, el cuero cabelludo se vuelve seco y frágil, así como más propenso a los agentes externos, como la exposición al sol.

Puedes imaginar las consecuencias, ¿no? Una vez más, la piel se descama y se produce la caspa.

Si su champú contiene sulfato, puede ser una posible causa de la caspa.

¿Cómo tratar?

En este caso, le aconsejamos que cambie su champú por uno sin sulfatos y sin productos químicos agresivos, para evitar la agresión al cuero cabelludo y al cabello.

Residuos

Esta es una causa muy común y de fácil solución. Imagina que te has aplicado gel de peinado en el pelo y cuando llega el momento de lavarlo, no has eliminado completamente el producto. Este gel se secará y formará una especie de «peeling» que aparentemente es muy similar a la caspa.

Esta es otra razón por la que no se debe dejar el champú en el cuero cabelludo y mucho menos utilizar el acondicionador y no aclarar.

¿Cómo tratar?

Si la caspa ha aparecido tras el uso de algún producto como gel, laca, pomada para el cabello, etc., ¡tenga cuidado! Tal vez sean la causa de tu caspa. En este caso, basta con dejar de utilizar el producto.

O si estás dejando restos de producto en el cuero cabelludo, lo ideal es que dejes esta práctica para que la caspa no vuelva a aparecer.

Enfermedades

Entre las enfermedades que pueden causar caspa, la dermatitis seborreica es la más conocida. Se trata de una inflamación con descamación blanca o ligeramente amarillenta que puede provocar picores, manchas rojas, irritación y heridas.

Puede aparecer en diferentes regiones del cuerpo, principalmente en las zonas donde la piel es más grasa, como las cejas, la nariz, detrás y dentro de la oreja y en el cuero cabelludo. Cuando se produce en el cuero cabelludo, provoca caspa.

¿Cómo tratar?

En el caso de la dermatitis seborreica en el cuero cabelludo, el tratamiento debe llevarse a cabo junto con un dermatólogo, que sabrá cómo tratar el caso de la manera más eficaz posible.

Estrés

El estrés puede provocar un desequilibrio hormonal en todo el organismo, lo que puede causar una oleosidad incontrolada de la piel, incluido el cuero cabelludo.

Este exceso de grasa puede facilitar la aparición de caspa.

¿Cómo tratar la caspa?

Para tratar la caspa es necesario averiguar el origen de la tensión.

El asesoramiento terapéutico, la práctica de deportes y los momentos de autocuidado pueden ayudar a aliviar el estrés y la ansiedad y, en consecuencia, acabar con la caspa.

Esperamos que este contenido te haya ayudado a entender en profundidad cómo se puede producir la caspa y cuáles son las formas de tratarla.

Si tienes caspa y no encuentras el origen del problema, nuestro consejo es que busques el consejo de un dermatólogo. No te preocupes, hay tratamientos para la caspa. Sólo asegúrate de buscar ayuda, porque la caspa es un problema que afecta a la salud de tu cabello y muchas veces también a tu autoestima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.