Aceite de coco para pelo
Peluquería

Aceite de coco en el cabello, cómo usarlo, hidratarlo y beneficios

¿Te gusta utilizar el aceite de coco en tu cabello? El aceite de coco es un producto que no puede faltar en su casa, porque trae varios beneficios para el cabello y puede ser utilizado de varias maneras, una para cada función y tipo de cabello.

Este aceite se extrae de la pulpa de los frutos de coco maduros y el 80% de su composición está formado por ácidos grasos. Además, es rico en lípidos, proteínas y diversas vitaminas y minerales esenciales para la salud de las hebras.

Con todos los beneficios que promete el uso de este aceite, no es de extrañar que el producto natural se haya convertido en uno de los favoritos cuando se trata del cuidado de las hebras.

En este artículo aprenderás cómo usar el aceite de coco para tratar el cabello, cuáles son sus beneficios para el cabello comprobados por la ciencia e incluso descubrirás si hay contraindicaciones para usarlo.

¿Cómo utilizar el aceite de coco en el cabello?

El aceite de coco es un producto muy versátil, por lo que puede utilizarse de varias maneras. El más común es en forma de hidratación, porque es un tipo de aceite denso, que necesita más tiempo para penetrar en la estructura del cable.

Sin embargo, esta no es la única ni la mejor manera de utilizarlo. Eso es porque la forma de uso interfiere directamente en el efecto deseado para las hebras. Vea cómo usar el aceite de coco en el cabello y para qué sirve cada método.

Antes del champú

El aceite de coco puede usarse como prechampú. Como su nombre indica, se trata de un producto que se aplica antes del lavado y que puede tener un efecto limpiador o protector intenso.

En este caso, el aceite de coco actúa formando una fina capa protectora alrededor del tallo del cabello. Esto ayuda a reducir la sequedad causada por el champús, además de proporcionar más suavidad y salud al cabello.

Este tipo de aplicación todavía no es muy conocida, pero aporta una serie de beneficios para la fibra capilar. Además, es ideal para los cabellos rizados y encrespados, que tienden a ser más frágiles durante el lavado, protegiendo el cabello de la rotura y la sequedad.

Su uso es muy sencillo, basta con aplicarlo sobre el cabello seco unos 30 minutos antes de lavarlo. Un consejo, no mojes las roscas cubiertas de aceite, porque es más difícil quitarlo después.

En primer lugar, hay que aplicar el champú de forma normal y sólo después aplicar un poco de agua. Después de eso, sólo hay que terminar de lavar como de costumbre y terminar como de costumbre.

Humectación

El aceite de coco es el preferido para hacer la humectación. Se trata de una técnica de tratamiento capilar a base de aceite vegetal, que sirve para nutrir los hilos y reponer los nutrientes perdidos durante el día a día.

Como es un aceite muy fino y no deja los mechones pesados, puede usarse tanto en cabellos lisos como rizados. La humectación es una parte importante del cronograma capilar y sirve para dejar el cabello sin encrespamiento, brillante y sano.

Para realizar esta técnica no hay ningún secreto, basta con aplicar el aceite por todo el cabello y dejar que los hilos absorban el producto durante unas horas. A continuación, lávelo como de costumbre.

Como este tratamiento requiere un tiempo de acción más largo, puede aplicar el aceite antes de acostarse y lavarse por la mañana. Recuerda siempre mojar el cabello sólo después de aplicar el champú o el acondicionador.

Para un acabado brillante

Otro uso del aceite es como finalizador. Es decir, como su nombre indica, se utiliza para terminar el proceso de lavado y hacer que tu cabello luzca hermoso durante todo el día.

Sin embargo, este uso está más indicado para los cabellos rizados o encrespados, que son naturalmente más secos y necesitan ayuda para mantener la hidratación a lo largo del día.

Para utilizarlo, basta con aplicar una pequeña cantidad de aceite desde el centro hasta las puntas de los cables y secar de la forma habitual. Incluso puedes mezclarlo con crema para peinar u otro aceite vegetal.

Un consejo de oro: hoy en día, existen aceites de coco más ligeros fabricados como cosméticos, que son específicos para el acabado del peinado. Por estas características, pueden ser grandes opciones para quienes temen dejar el cabello graso.

¿Cuáles son los beneficios de este aceite?

Ya has visto que el aceite de coco se puede utilizar de varias maneras, pero ¿sabías que aporta varios beneficios? Entre ellas, fortalecer la fibra capilar y hacerla más resistente a los daños del sol, los tratamientos químicos y el calor.

Esto sucede debido a los componentes de este producto, que pueden penetrar en las hebras. De este modo, repone los nutrientes del cabello. A continuación, consulte los principales beneficios del aceite:

Previene los daños cotidianos

Uno de los principales beneficios del aceite de coco para el cabello es que previene los daños que suelen producirse en la fibra capilar. Esto se debe a que el aceite reduce la pérdida de proteínas de las hebras.

En otras palabras, el aceite de coco actúa haciendo una barrera protectora alrededor del cabello. De este modo, se evita la pérdida de nutrientes importantes para la fibra capilar que se produce durante el lavado debido al uso de champús con sulfatos, tintes y planchas químicas.

Además, ayuda a prevenir el cabello de las agresiones diarias causadas por las planchas, los secadores, la contaminación e incluso el uso de peines. Así, el cabello se vuelve más resistente a estas agresiones y sufre menos daños causados por los agentes externos.

Evita el cabello seco

Del mismo modo que previene los daños, el aceite de coco evita la sequedad de las hebras gracias a su composición rica en lípidos. En la práctica, el aceite reduce e incluso evita la llamada fatiga del agua.

Esto ocurre cuando la fibra capilar es muy porosa y pierde más agua de la que es saludable durante el día. El resultado son unas hebras secas, opacas y quebradizas.

Sin embargo, el aceite de coco puede formar una barrera protectora que evita esta pérdida excesiva de agua. Así, mantiene la hidratación dentro de los hilos durante más tiempo.

Protege el cabello de los rayos del sol

Dados los beneficios ya mencionados en los temas anteriores, especialmente el de formar una barrera alrededor del tallo del cabello, el aceite de coco también actúa como un protector solar natural para las hebras.

Otra ventaja de la sustancia asociada es el hecho de que no cambia su composición con el calor. Así, incluso con el sol directo, el aceite sigue protegiendo las hebras de su acción.

Reduce el encrespamiento

La aplicación de aceite de coco en el cabello también es eficaz para reducir el encrespamiento. En primer lugar, es necesario entender qué es este aspecto del cabello. Para los que no lo sepan, se llama frizz a los hilos que no están alineados con los demás. Por lo general, se encrespan, se secan y dan un aspecto descuidado.

En los cabellos rizados y ensortijados esto es más común, porque esta curvatura de alambre es más propensa a la sequedad.

El aceite combate este aspecto porque puede penetrar en la fibra capilar y llenar los espacios que se perdieron con las agresiones diarias. Con esto, mantiene las cutículas cerradas, dejando el cabello más alineado y pesado, proporcionando una reducción drástica del encrespamiento.

Ayuda a mantener el color vivo

Alineando todos los beneficios que se han citado hasta ahora, el uso del aceite de coco también ayuda a mantener vivo el color de las hebras durante más tiempo, ya sea natural o artificial.

Esto sucede por tres razones. En primer lugar, el aceite evita la pérdida de agua y proteínas del cabello. Hace que el pigmento se fije mejor en las proteínas y permanezca durante más tiempo.

En segundo lugar, el coco contiene propiedades que pueden cerrar las cutículas, evitando la aparición de porosidad y, en consecuencia, la decoloración.

Por último, el aceite de coco previene el daño solar, que altera la composición de los pigmentos. Este beneficio se aprecia aún más en los pigmentos artificiales, que suelen oxidarse con la luz y el calor.

Controla el exceso de grasa

Aunque se compone esencialmente de lípidos, es decir, de grasas, el aceite de coco puede ayudar a controlar el exceso de grasa en el cabello.

Esto se debe a que tiene la capacidad de mantener la hidratación de los cables. Haciendo que el cuerpo entienda que no es necesario producir más sebo, lo que hace que la oleosidad se mantenga controlada durante todo el día.

Fortalece y estimula el crecimiento

Las personas que sufren de pérdida de cabello también pueden beneficiarse del uso del aceite de coco en el cabello debido a una serie de factores. En primer lugar, el coco contiene en su composición sustancias que evitan la caída del cabello debido a la rotura de los hilos.

Este efecto se produce gracias a la capacidad del aceite de evitar la pérdida de proteínas y de sustituir los espacios vacíos en la fibra capilar. Así, la caída que se produce por la rotura al peinar el cabello disminuye.

En segundo lugar, cuando se utiliza directamente en la raíz, el aceite de coco estimula la circulación. El resultado es que la raíz del cabello se oxigena más, estimulando el crecimiento de nuevas hebras en el cuero cabelludo.

Da más volumen al cabello

El aceite vegetal también se recomienda para quienes tienen el pelo fino y desean darle más volumen. Esto sucede porque sus componentes actúan engrosando el cabello de forma natural, reduciendo la pérdida de proteínas importantes.

Así, con el uso continuado se puede notar que las hebras se vuelven más gruesas y pesadas. Otra explicación es el hecho de que el aceite de coco estimula el crecimiento y disminuye la caída del cabello. Con esto, el cabello parece tener más volumen, al perder menos mechones por los daños comunes del día a día.

Previene los piojos

Cualquiera que tenga niños en edad escolar en casa sabe que los piojos son siempre un problema. Pero además de en los niños, estos insectos también pueden aparecer en los adultos.

La buena noticia es que el aceite de coco puede ser una solución natural, tanto para eliminar como para prevenir los piojos. Lo que ocurre es que el aceite vegetal cierra las cutículas al mismo tiempo que hace una capa alrededor del alambre.

De este modo, los insectos no se quedan atascados en el pelo y se pueden eliminar más fácilmente con un peine fino. Incluso las liendres, los huevos de los piojos, pueden eliminarse más fácilmente, evitando una infestación.

Tratamiento casero para la caspa

En general, la caspa es el nombre común de la dermatitis seborreica, una inflamación que afecta al cuero cabelludo y que provoca picores y descamación blanca.

La aplicación frecuente de aceite de coco en el cabello, directamente en la raíz, es eficaz contra este problema. En primer lugar, porque el coco contiene sustancias antiinflamatorias, que reducen la zona afectada por la dermatitis.

Además, el aceite vegetal proporciona una barrera protectora en el cuero cabelludo, impidiendo la pérdida de agua y disminuyendo el picor que es bastante común en quienes padecen esta afección.

Deja el cabello suave y sedoso

Por último, pero no menos importante, el aceite de coco deja el cabello suave, sedoso y con un aspecto saludable. Especialmente porque es rico en aminoácidos, varias vitaminas y minerales que son importantes para la formación de la fibra capilar.

¿Existe alguna contraindicación para su uso?

Lo mejor de todo es que no existe ninguna contraindicación para el uso del aceite de coco en el cabello, excepto en los casos en que ya existe una alergia a la materia prima. Pero en general, los aceites vegetales pueden utilizarse a cualquier edad y en cualquier tipo de cabello.

Por lo tanto, este tipo de aceite puede utilizarse en niños y en personas con el pelo liso, rizado o encrespado. Aunque estos últimos son los más beneficiados por el uso de este tipo de sustancias.

Sin embargo, es importante prestar atención a la cantidad y a la forma de uso. En los cabellos lisos y grasos, el aceite está más indicado como prechampú. En cabellos secos, porosos o muy rizados, puede aplicarse en la etapa de humectación.

Aun así, es importante tener cuidado y retirar el aceite correctamente y no utilizarlo a diario o la acumulación puede dejar el cabello pesado.

¿Se puede dormir con aceite de coco en el pelo?

Ya has visto cómo se usa y cuáles son los principales beneficios del aceite de coco en el cabello, pero ¿te has preguntado alguna vez si puedes dormir con él? La respuesta a esta pregunta es sí, es posible dormir con el aceite vegetal en el pelo.

Este es un método muy común de hidratación, porque la sustancia puede penetrar completamente en los cables. Así, es posible extraer todos los beneficios de su uso. Un consejo es utilizar un gorro antes de acostarse, para evitar dejar la ropa de cama grasienta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.